Fuentes de energía

Las fuentes de energía se clasifican en:

Renovables: las que se producen de forma continua y que, por tanto, son inagotables ante el consumo humano, como son la energía solar, la eólica, la hidráulica, la geotérmica o la biomasa.

No renovables: son aquellas que existen en cantidad limitada y que, por tanto, una vez empleadas en su totalidad no pueden sustituirse. Las fuentes de energía no renovable son la energía nuclear y los combustibles fósiles (carbón, petróleo y Gas Natural).

sol

En las últimas décadas, Europa se ha posicionado como líder en la lucha del cambio climático al poner en marcha un ambicioso programa medioambiental con unos objetivos para 2020, denominados ‘Triple 20’. Este compromiso implica la reducción de las emisiones, impulsar el consumo de energías renovables y mejorar la eficiencia energética.

Actualmente, el Gas Natural está jugando un papel crucial por su contribución a la reducción de las emisiones, apoyo a las energías renovables y por su mayor eficiencia, lo que ha generado una creciente demanda de Gas Natural frente al resto de combustibles fósiles. En este contexto, el Gas Natural se posiciona como el combustible fósil más limpio, seguro y eficiente de todos y en la actualidad, una de las principales fuentes energéticas.

Asimismo ofrece grandes posibilidades de uso para la consecución de los objetivos del Triple 20, por su posibilidad de utilización con diferentes tecnologías en todos los sectores, su mayor rendimiento energético y bajo nivel de emisiones, su abundancia y disponibilidad general y su coste asequible.

Además, el Gas Natural posibilita la generación eléctrica en combinación con fuentes renovables. Los recursos renovables son intermitentes y requieren de generación alternativa que asegure la continuidad de suministro cuando éstos  no se pueden utilizar. Actualmente este papel lo ejercen las centrales de ciclo combinado (Gas Natural) y las centrales hidráulicas con capacidad para entrar en funcionamiento cuando no es posible utilizar energía solar, eólica, etc.